GRIS: Un videojuego donde las palabras sobran

Reseña de GRIS, el videojuego

cheap online pharmacy for cytotec Color. Eso es lo que falta una vez que finaliza la secuencia inicial de GRIS. Le sigue el silencio y los débiles pasos, que abren lugar a una sensación de vida con las primeras notas musicales. Porque no he venido a descubrir América: GRIS es un juego hermoso. Desde la sites paleta de colores hasta la forma en cómo se encuentran construidos los niveles, GRIS nunca se detiene. He tenido que pasármelo en dos días, porque lo inicié a las dos de la mañana y me mantuvo enganchado hasta la cinco. Si bien la muerte es inexistente en este juego, el plataformeo básico que te remonta hasta aquel fontanero que revolucionaba los videojuegos, aunado a sus puzles lo suficientemente complicados como para saber que no estás en un paseo de campo, hacen de GRIS una cita obligada.

GRIS crítica

Trama

Como mencioné anteriormente, GRIS nunca tiene un momento bueno para darle pausa sino hasta el final del juego. La pérdida de voz y estatuas de mujeres rotas son la premisa inicial y, cayendo en un lugar gris, como su propio nombre lo indica, se viaja descubriendo los colores, con la finalidad de darle vida al mundo y así, recuperar la voz. El juego no tiene diálogos, pero eso no le impide contar una historia digna de ser recordada. En esto no me meteré, porque es libre de interpretaciones; sin embargo, no dudo que te emocionará lo suficiente como para querer volver a jugarlo. De eso va GRIS: emociones; y el juego no para de repartirlas.

GRIS arte

Análisis

Si bien GRIS es una obra de arte a nivel visual, el pack no podría estar completo sin una banda sonora en el mismo peldaño. Porque me parecería un error separar el diseño de los niveles con la increíble ambientación que proporciona su música. Y más que un acompañante, la música es quien te dicta los tiempos durante el viaje. Además, la jugabilidad es bastante fluida: aunque al principio solamente podremos correr y saltar, iremos adquiriendo nuevas habilidades conforme pasemos de nivel, aumentando así nuestras posibilidades.

     Algo digno de destacar es la ausencia de instrucciones o de un objetivo claro una vez que empiezas a jugar: estás solo en el mundo y debes descubrir el camino. Ese es otro punto fuerte de GRIS: la exploración. Porque si bien GRIS no tiene niveles extremadamente largos, en algunos momentos hace parecer que estás en un lugar infinito, gracias, nuevamente, a su magnífico diseño de niveles. El universo en una botella.

Conclusión

El trabajo de Nomada Studio ha sido extraordinario, tanto que mi único reproche es que GRIS no haya durado el doble para seguir maravillándome, demostrando que los videojuegos independientes tiran hacia arriba cada año que pasa. Y con entregas como Celeste o GRIS durante el 2018 dejando la vara bien alto, esperemos que el 2019 sea mucho mejor. Un juego altamente recomendado, donde encontrarás  un viaje difícil de olvidar.

Después de todo, la vida está tan llena de matices que cada uno la colorea a su manera.

GRIS videojuego
Dann Axkaná

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *